Col·legi d'Enginyers Graduats i Enginyers Tècnics Industrials de Barcelona. Logo


Eines

Accés a l'àrea privada

Fem que tot funcioni

Portada > Observatorio > Un éxodo de titulados que nos empobrece


Observatorio

RSS

Marzo de 2011

Un éxodo de titulados que nos empobrece

Joan Ribó, decano del Colegio, reflexiona sobre la huída de ingenieros a otros países.

No hace ni cuatro días que los graduados en ingeniería eran de los más buscados y cotizados, y todos nosotros estábamos orgullosos de ello. Nuestra profesión estaba valorada y reconocida como le corresponde. Hay que decir que las escuelas de ingeniería técnica han contribuido a ello llevando a cabo una formación con rigor, que ha permitido obtener graduados con un nivel de preparación y competencias bastante considerable. Por otro lado, las estadísticas se emperraban en recordarnos que siendo nuestra titulación de 3 años académicos, la duración media se encontraba entre los 4 y 5 años, a causa, como hecho más importante y entre otros factores, de la dificultad que representaba superar con éxito las metas establecidas en los planes de estudios. Tanto es así que este hecho provocó un bajón vocacional de nuestros jóvenes hacia las carreras de ingeniería. Y eso nos llevó a tener que incentivar y promocionar dichas vocaciones para que, en un futuro no muy lejano, no suframos la carencia de profesionales verdaderamente necesarios para llevar adelante la economía de un país.

Queremos evidenciar la versatilidad de los ingenieros técnicos industriales y la incuestionable necesidad de disponer en una sociedad que tiene que seguir siendo tecnológicamente avanzada. Esta inquietud llevó a poner en marcha desde la Generalitat un programa para la promoción de las ingenierías como es el Enginycat, en el que el CETIB colabora a veces directamente y, en general, a través del Consejo de Colegios de Ingenieros Técnicos Industriales de Cataluña. Hay que recordar que se nos ha indicado hasta la saciedad que debemos ser responsables, dado que la inversión en la formación universitaria para obtener un ingeniero puede estar alrededor de unos 12.000 euros por año. No hace falta, pues, hacer muchas ecuaciones ni tampoco cálculos diferenciales para cuantificar el importe resultante total en euros / ingeniero titulado.

Pues ahora resulta que todo ese sacrificio, empleado por un lado por nuestros jóvenes al prepararse y formarse para ser ciudadanos de provecho y, por el otro, por todos nosotros con nuestros impuestos, queda en agua de borrajas, porque nuestros hijos, nietos, etc. tendrán que conquistar el mundo más allá de nuestras fronteras. Parece que, para trabajar y ganarse la vida como es debido, tendrán que irse fuera. Además, en muchos casos se quedarán allí y de ese modo el gasto de su formación y el valor intangible de sus conocimientos no revertirá en nuestro país. Tampoco habrá ingresos derivados de la seguridad social, los impuestos del IRPF, etc.

Hay algo que chirría en nuestro sistema y se tiene que arreglar pronto.

Joan Ribó, decano
dega@cetib.cat



Informació

Col·legi d’Enginyers Graduats i Enginyers Tècnics Industrials de Barcelona

Consell de Cent, 365 - 08009 Barcelona

Tel: 934 96 14 20 - Fax: 932 15 20 81 -

Mapa de situació | Contacte

© Col·legi d’Enginyers Graduats i Enginyers Tècnics Industrials de Barcelona
Tots els drets reservats - Avís Legal - Accessibilitat - Cookies

També ens trobareu a:

  • Certificado TÜV
  • 2018 Any de l'Enginyeria'